Las costas del Caribe están viendo como sus buceadores están perdiendo la vida semana tras semana debido a los accidentes que están sufriendo en la busqueda del lucrativo negocio del Pepino de Mar.

En lo que llevamos de mes ya son ocho los buceadores que han perdido la vida en aguas del Caribe, más cuatro más que lo hicieron en las últimas semanas del mes de septiembre. Todas estuvieron relacionadas con la captura del pepino de mar, un animal marino que se ha puesto de moda por la gran demanda en los paises asiáticos.

También te puede interesar: El Pepino de Mar, al borde de la extinción por la mafia china

¿Cómo se captura el Pepino de Mar?

El pepino de mar se captura mediante pesca artesanal y normalmente por el método “Host”, que consiste en que el buceador se sumerge con su equipo teniendo el suministro de aire mediante una manguera que se conecta a un compresor situado en un barco que está en la superficie.  La profundidad media a la que se llega mediante el método “Host” es de unos 10 metros.

Pepino de Mar

¿Porqué el Pepino de Mar?

En aguas del Caribe, era habitual ver a los buceadores locales salir en busca de las codiciadas langostas pero su industrialización y la aparición de este nuevo mercado, ha hecho que los buceadores se hayan decantado por capturar los pepinos de mar o holoturias debido a que es un negocio mucho más lucrativo que el de las langostas.

Como dato, podemos decir que por un kilogramo de langosta del Caribe su precio medio puede rondar los 90$. En cambio, en estos momentos se está vendiendo el kilogramo de pepino de mar a un precio que puede llegar a los 500$ en el mercado internacional.

 

¿Porqué mueren los buceadores que capturan el Pepino de Mar?

Los buceadores se ven tentados de probar suerte en la captura del pepino de mar debido a su gran demanda, que junto con la falta de precaución y la codicia humana está generando este drama social en algunos paises caribeños.

Por desgracia, esta situación se está viendo reforzada por la “Pescadilla que se muerde la cola”.

En primer lugar, el porcentaje de buceadores que están sufriendo el sindrome de la descompresión se ha elevado de manera significativa, viendose afectados por una descompresión Tipo I y II, que se caracteriza por dolores articulares y musculares, dolores de oido y de cabeza, migrañas, malestar general y hasta adormecimiento de las extremidades.

pepino de mar

La causa de esta enfermedad del buceador es debido al aumento de la profundidad a los que los buceadores tienen que capturar el pepino de mar y por el mal estado en el que se encuentran los equipos utilizados en el método “Host” (compresores y mangueras). Al no tomar las medidas precisas en el momento del ascenso a la superficie, y subir demasiado deprisa, el nitrógeno forma “burbujas” en la sangre que se pueden acumular en las articulaciones, generando dolor, incluso embolias que pueden llevar a la muerte.

Por lo tanto, muchos buceadores al sufrir síntomas leves de descompresión y no tener acceso al seguro médico, se automedican inyectándose calcio, tomando vitaminas e incluso bebiendo alcohol para mitigar los dolores.

A más, algunos buceadores llegan a tomar drogas como la marihuana y el crack antes de embarcase  ya que dicen tener más audacia cuando están sumergidos varias horas.

Esto provoca que el aumento de sufrir un accidente se dispare y con ello, el riesgo de muerte. Y las causas no terminan aquí ya que al parecer estos buceadores se encuentran en una situación de sobreexplotación.

Uno de los buceadores entrevistados que pidió ser no identificado comentó que los jefes de los barcos obligan a trabajar hasta seis horas diarias, que sumado a que tienen que sumergirse al doble de profundidad para capturar a la holoturia, hacen que el síndrome de la descompresión lleve hasta la muerte a algunos de ellos.

pepino de mar

¿Qué pasa con las autoridades?

Simplemente se están viendo desbordadas por la cantidad de barcos que salen a la captura de este animal marino tan de moda y que está atrayendo un comercio paralelo muy peligroso.  Tan sólo en la zona del Caribe nicaragüense, más de 900 barcos salen a operar en la zona, muchas de ellas por lugares casi invisibles para los guardacostas y autoridades marítimas.

El sector marítimo y el pueblo dicen basta

Debido a este aumento de muertes de buceadores en el Caribe por este negocio de la holoturia, las familias y las organizaciones vinculadas al mar y la pesca se están movilizando para pedir que prohiban cautelarmente la captura del pepino de mar hasta que se logre reglar su captura y dotar de los medios necesarios para su control.

Una situación que al parecer ha sobrepasado a todas las autoridades de los paises caribeños. ¿Habrá llegado la mafia china al Caribe para controlar este negocio?